Noticias positivas del municipio de Guasca, Cundinamarca, Colombia. Este espacio es una iniciativa privada que no está vinculada a la Administración Municipal de Guasca y pretende ser una herramienta para mostrar lo mejor de nuestro municipio y como punto de encuentro de los guasqueños de todo el mundo.

sábado, 25 de junio de 2011

UN GUASQUEÑO DANDO LORA EN LA MEDELLÍN DEL SIGLO XIX

Resulta que don Mariano Ospina Rodríguez no fue el único personaje guasqueño que estuvo relacionado con el departamento de Antioquia durante el siglo XIX. También fue famoso por aquel tiempo el teniente coronel José Ignacio Lora Vargas, quien llegó a Medellín con el batallón Guasca como criado de don Mariano, según nos cuentan Miguel Escobar Llamadas en La Ciudad y sus Crónicas y Luis Latorre Mendoza en Historia e Histórias de Medellín, entre otros autores.

Se distinguió nuestro coterráneo en tierras paisas, no sólo por sus dotes militares que siempre puso al servicio de las causas conservadoras en las tantas guerras civiles de aquella calendas, sino especialmente por ser un personaje pintoresco de Medellín, tierra a la que ¨premiaba¨ con sus dotes poéticas especialísimas.

En esta última calidad lo citan, tanto los dos textos arriba mencionados, como Jaime Jaramillo Escobar en Medellín en la poesía: Siglos XIX y XX.

Famoso fue don José Ignacio por varios poemas, pero especialmente por uno publicado en 1887 titulado EL VALLE DE MEDELLÍN, POEMA FISETICO DE MÉRITO SOCIAL, por el que Francisco Villa López lo incluye en su antología Poemas de Antioquia (1962) con la idea de burlarse de la poesía moderna.

Veamos un ejemplo de su flamante lírica:

¨Ya que no sabio, serlo bien quisiera
Influido por la luz sublime del Olimpo;
Estoy tan distante! Enton, a mi sereña
Un noble disimulo a mi lector exijo¨.
(…)
¨¿No estamos con Ahílo mísero y Antitesis?
Dando salud, frescura al pobre y rico,
¿Cómo no así la verdad en lo imparcial
Que es del ángel su laud a lo divino
Desde Horeb a la ciudad?
(…)

Tan pintoresco y disparatado resultó para Medellín el poeta Lora Vargas que, según nos narra Hernán Cárdenas Lince en su columna de El Mundo.com, debido a que en una tertulia leyó sus ¨extraños¨ poemas, los cuales parecieron absolutamente espantosos a un grupo de literatos asistente, éstos ¨… inauguraron el dicho de ¨dar lora¨ por decir que Lorita había hecho el ridículo con esos versos tan horribles.¨

En la recuperación de nuestra memoria histórica como guasqueños, personajes como éste se tornan importantes por lo que es urgente su rescate para el conocimiento de las generaciones de hoy y de mañana.

Para más información sobre don José Ignacio Lora Vargas, véase:

Reacciones: