Noticias positivas del municipio de Guasca, Cundinamarca, Colombia. Este espacio es una iniciativa privada que no está vinculada a la Administración Municipal de Guasca y pretende ser una herramienta para mostrar lo mejor de nuestro municipio y como punto de encuentro de los guasqueños de todo el mundo.

viernes, 17 de agosto de 2007

SEMBLANZA DE MIGUEL PEÑA

Semblanza de
MIGUEL ANTONIO PEÑA PEÑA,
candidato al Concejo Municipal de Guasca, Cundinamarca,
para el periodo 2008-2011.

No. 43 en la lista del Partido Cambio Radical

“EL CAMBIO LO HACEMOS TODOS”

Miguel ANTONIO Peña Peña es un guasqueño de alma y corazón. Hijo, nieto y bisnieto de guasqueños y descendiente de una familia vinculada desde siempre al servicio público. Heredé de mi abuela, María Acosta de Peña, la vocación de servicio, como quiera que ella fue durante varios años concejal del municipio en aquellos tiempos en que los concejales no recibían pago alguno y, sin embargo, laboraban todos los días con ahínco para dejarle al pueblo obras como el Teatro Municipal, el Comedor Infantil o las Escuelas Urbanas, entre muchos otros. De mi abuelo, Manuel María Peña Cifuentes, quien fuera alcalde en más de 18 municipios de Cundinamarca cuando estos funcionarios eran nombrados por decreto del Gobernador, heredé la inclinación hacia la administración pública; y de mis padres, Isabel Peña de Peña y Luis Miguel Peña Peña, heredé el amor por el trabajo duro y el valor para emprender nuevos proyectos sin temor alguno por el cambio y ni aun por el fracaso. Ellos tuvieron la miscelánea más grande que hubo en el pueblo por los años 70: el Almacén Rocita; una funeraria, una venta de gasolina (pero no viene de ahí el apodo familiar); montaron discoteca, restaurante, supermercado por autoservicio, hasta caseta en la carretera para vender comestibles y unos buenos quesos que producían durante su experiencia como campesinos de vacas y cultivos. Hoy viven en Fusagasuga en donde siguen luchando con el mismo tesón con que sacaron sus siete hijos adelante.

Mi primaria y parte de mi bachillerato los hice en Guasca, pero este último lo terminé en Sopó.

Estudié dos semestres de comunicación social-periodismo en el Externado de Colombia de donde me retiré para ir a estudiar Derecho en la Universidad Nacional, obteniendo el título de abogado en abril de 1995.

En junio de ese año empecé a trabajar en la Alcaldía Local de La Candelaria en Bogotá como Asesor Jurídico, ocupando también por pequeños periodos el cargo de Asesor de Obras en calidad de encargado; de allí me retiré en abril de 2000 dejando el cargo de Coordinador Jurídico y Normativo.

De ésta, mi primera experiencia como servidor público, aprendí muchas:

Creamos el “Salón de la Transparencia y los Derechos Ciudadanos” como un ejercicio pionero en el acercamiento de la comunidad al control ciudadano de la gestión pública, la cual fue premiada por la Fundación Corona.

Bajo mi cargo estaban, entre otras cosas, el control del cumplimiento de las normas urbanísticas en la Localidad, el adelantamiento de las actuaciones administrativas por esta causa y la imposición de las multas correspondientes cuando a ello había lugar.

Igualmente, la vigilancia del respeto por el espacio público invadido especialmente por los vendedores ambulantes y estacionarios, cuyas casetas retiramos empezando la administración del Alcalde Peñalosa en una jornada que fue elogiada por la prensa, pues se retiraron más de cien casetas en una sola jornada sin que se presentara un solo grito de protesta gracias a la labor previa de concertación.

Con la idea de perfeccionar mis conocimientos y servir con ellos un día en mi pueblo, adelanté estudios de postgrado en Gobierno Municipal en la Universidad Javeriana, donde obtuve título en 1997.

Renuncié entonces con el ánimo de lanzar mi nombre al Concejo de Guasca, pero por acuerdos políticos con el Movimiento Cívico que organizamos en esos días, opté mejor por presentar mi nombre como Personero Municipal de Guasca en 2001, siendo nuevamente derrotado, como en 1995 cuando me postulé por primera vez.

Ejercí entonces el Derecho en el bufete de abogados que abrimos con mi amigo y colega, el doctor Fabián Danilo Rodríguez Cortés, como abogado litigante en civil y familia pero especialmente en Derecho Administrativo, que ha sido siempre la rama legal que más me ha gustado y en la única que creo que aprendí algunas cosas.

Actué, bajo contrato de prestación de servicios, como apoderado defensor de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca en demandas relacionadas con procesos de nulidad y restablecimiento del derecho interpuestas por exfuncionarios de la CAR retirados de la entidad mediante reestructuración administrativa.

Fui Secretario de la Junta Directiva de la Asociación de Abogados de la Universidad Nacional -ASDAUN- durante el periodo en que mi gran amigo y colega Isidro Santos fue Presidente de la misma.

Pertenezco también al Colegio Nacional de Abogados Litigantes y al Colegio de Abogados de la Universidad Nacional de Colombia.

Durante el periodo de enero de 2002 a enero de 2003, fui elegido miembro del Consejo Directivo de la Facultad de Derecho de mi Alma Mater en representación de los egresados.

En agosto de 2004, ingresé como Profesional a la Dirección Jurídica del Servicio Nacional de Aprendizaje –SENA- de donde fui trasladado siete meses después al Grupo de Convenios y Contratos de la Dirección Administrativa y Financiera de la misma entidad.

En la Dirección Administrativa y Financiera del SENA tuve la oportunidad de poner en práctica mis conocimientos de contratación administrativa adquiridos en varios cursos y seminarios, cuando formé parte de los comités de licitación y evaluación de las mismas durante casi dos años. La experiencia de participar en parte de la ejecución de un presupuesto que ronda el billón de pesos y de elaborar contratos millonarios en beneficio de los jóvenes aprendices de Colombia deja una enseñanza que no se adquiere en ningún postgrado o maestría.

En el Grupo de Convenios y Contratos, aprendí la formulación de convocatorias, la realización concursos y la negociación y suscripción de cientos de convenios con el sector público y con la empresa privada que han redundado en el mejoramiento del nivel técnico de los trabajadores vinculados a las mismas.

Renuncié al SENA en abril pasado para ir a asesorar a la Asociación Nacional de Industriales del Reciclaje -ANIR-, entidad privada sin ánimo de lucro que agrupa a los grandes, medianos y pequeños comercializadores del reciclaje de Bogotá y Cundinamarca. Allí hemos adelantado una importante gestión, no sólo en beneficio de los asociados sino de toda la cadena productiva del reciclaje, buscando la regularización de las bodegas y centros de acopio, así como el reconocimiento por parte de las entidades distritales. Buscamos la inclusión de ANIR a la Mesa Nacional de Reciclaje que lidera el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo, donde hemos encontrado muy buena receptividad por parte del señor Ministro, doctor Juan Lozano.

Hemos intervenido en los debates que citó la Comisión del Plan de Desarrollo del Concejo de Bogotá en relación con los parques de reciclaje que pretende construir la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos -UAESP- con cuya directora hemos llegado a importantes acuerdos. Gestionamos el apoyo del señor Contralor Distrital en la defensa de los miembros de la cadena del reciclaje. Adelantamos con el Representante a la Cámara José Fernando Castro Caicedo, del Partido Cambio Radical, y su equipo de trabajo la redacción de un proyecto de ley de aseo que organice definitivamente el sector y que reglamente la actividad del reciclaje como actividad privada y como obligación pública de cada uno de los municipios colombianos. Igualmente, con el Representante a la Cámara David Luna y su equipo técnico, estamos estudiando temas relacionado con este sector de la economía con miras a establecer acuerdos programáticos con el candidato a la Alcaldía de Bogotá, doctor Enrique Peñalosa.

En 1998, invitados por el Doctor Antonio Márquez, Jefe de Planeación de Guasca bajo la Alcaldía de don Carlos Cifuentes, con un grupo de personas interesadas en impulsar el tema del turismo en el municipio creamos la Asociación de Turismo de Guasca –Asoturismo Guasca- de la cual fui elegido su Presidente. Con el auspicio de la Dirección de Turismo de Cundinamarca, se dictaron varios cursos sobre cocina, mesa y bar, administración turística, guías turísticos, turismo de pueblos, entre otros, los cuales fueron aprovechados por un número importante de guasqueños.

Por falta de apoyo y desinterés de algunos de sus miembros, desde el año 2001 la Asociación fue decayendo en su labor hasta casi desaparecer de la escena municipal.

Sin embargo, en abril de 2005, por invitación de la Casa de la Cultura y con el auspicio del Alcalde, señor Otoniel Alberto Cifuentes, reiniciamos las labores de apoyo al turismo con la conformación del Comité Provisional de Turismo de Guasca y la creación de la nueva Corporación para el Desarrollo Turístico de Guasca -Corturisguasca- en el cual, durante un proceso de participación comunitaria único en el municipio, iniciamos el proceso de elaboración de la propuesta del Plan Sectorial de Desarrollo Turístico, cuyo resultado, después de más de dos años de trabajo prácticamente ininterrumpido durante todos los sábados en que nos reunimos en la Casa de la Cultura, en varios restaurantes del casco urbano y en diferentes fincas, hoteles y restaurantes campestres, hemos presentado a través del señor Alcalde a consideración del Concejo Municipal donde ha sido aprobado ya en primer debate conjunto de las Comisiones correspondientes y se encuentra en discusión en la plenaria de la Corporación.

Como puede verse, ha sido la vida profesional de Miguel Antonio Peña Peña, una vida entregada al servicio público, en el que se ha formado, preparado y adquirido experiencias que hoy quiere poner a disposición de los ciudadanos de Guasca cuando presenta su nombre como candidato al Concejo Municipal, causa para la que espera contar con su respaldo el próximo 28 de octubre cuando ustedes me otorguen el honor de merecer su voto marcando el número 43 y el símbolo del Partido Cambio Radical.

Hemos preparado y presentado junto con Jorge Rodríguez, a quien apoyamos como candidato a la Alcaldía de Guasca por el Partido Conservador para el periodo 2008-2011, un programa de gobierno, “EL CAMBIO LO HACEMOS TODOS”, serio, realista y cumplible que busca sacar a nuestro pueblo del atraso en que se encuentra sumido, mejorar la calidad de vida de todos sus habitantes, consolidar una sociedad más justa e incluyente y asegurar un futuro más digno y productivo para nuestros niños y jóvenes.


EL PRÓXIMO 28 DE OCTUBRE
MARQUE EL No. 43 Y EL LOGO DEL PARTIDO CAMBIO RADICAL

¡TOMANDO PARTIDO POR GUASCA!

Reacciones: